Etiquetas

domingo, 21 de octubre de 2007

ESPERANDO A GODOT



Esta adaptación ha sido despojada de gran parte del texto y en su lugar han sido montados diversos cuadros y juegos al estilo de la técnica “clown” que, además de enriquecer de manera practica y sencilla el lenguaje teatral de los jóvenes y el publico en general, son un eficaz entretenimiento para esperar a Godot,
El montaje es acompañado por elementos muy sencillos y prácticos de estilo minimalista. Como en la propuesta original, planteada por Beckett, elementos muy pequeños como los zapatos o el sombrero, son una parte activa del discurso, al permanecer integrados dentro del lenguaje de movimientos y acciones que definen a estos decadentes personajes. En el caso particular de este montaje, hemos decidido, por y diferencias culturales y razones de empatía con el publico, sustituir elementos como los zapatos y el sombrero por teléfonos celulares y sacos de vestir: En la propuesta del autor, era difícil “ponerse en esos zapatos”; en la nuestra: “a nadie le queda el saco”.
El mensaje de este clásico de la dramaturgia moderna es sobre la necesidad de lideres mesiánicos que surgen en las sociedades del mundo a partir de la despersonalización con que estas se relacionan, al pasar del feudalismo al capitalismo de manera automática. Es una advertencia que se presenta de manera contemporánea al fascismo y al nazismo, pero que abarca mucho mas que una critica a estos modelos políticos, es la denuncia de una conducta inherente al ser humano que se hace patente a cada instante en el horizonte cultural del mundo contemporáneo.
Publicar un comentario